Los ecos de la montaña

Riachuelo en las colinas, al norte de Heredia.

Riachuelo en las colinas, al norte de Heredia.

Cuando llega noviembre, ya huele a ciprés, tiempo de gran aceleración para nuestros adolescentes, enredados entre sus evaluaciones académicas, las fiestas de fin de curso y el repaso de medidas en cintura y color de piel, camino al verano de playa.

Igual ocurre con los pymempresarios, curtidos ya en el corre-corre financiero de esa época, para fondear sus requerimientos de capital, cerrar balances financieros, revisar la composición de la nómina y afinar la estrategia para el nuevo año que siempre ha de prometer, ser mejor que el anterior.

En medio de tanto ajetreo, es un buen consejo y un imperativo para nuestra salud, poder una y otra vez, respirar profunda y suavemente.  ¿Adónde ir?  Los vecinos del Gran Area Metropolitana tenemos a un paso, el lugar ideal para disfrutarlo, en la dulce y placentera zona de montaña al norte de Heredia, escenario que gracias a la bondad de nuestra topografía, se repite en otras zonas de altura del país.

Y es que en ese tiempo de transición, el clima se templa, el cielo cual arcadia de colores dice presente en cada atardecer y la montaña bondadosa expulsa su mezcla de olores y múltiples tonadas, como celebrando que cantidades de gentes se reúnan en sus predios y canten, conversen hasta el ocaso y coleccionen imágenes de buenos momentos compartidos.

Es sábado por la tarde, refresca la temperatura, huele a café, se escuchan carcajadas y uno que otro grito entremezclado con los ecos de la montaña que nos recuerdan que la fiesta continúa y la están pasando bien, momentos en que le viene a uno, la satisfacción de poder vivirlo un día sí y otro también, para llenarse de aire puro y disfrutar un buen Cabernet.

Es tiempo para renovar voluntades y alejarse en definitiva del tabaco, reducir un par de tallas y tomar riesgos para limpiar la agenda de aquellas cosas que has soñado realizar, pero que sigues postergando.   Hazlo gradualmente, como lo canta el Gran Combo…”esto es poquito a poquito, luego el esfuerzo se premia”.  Mira a tu alrededor que pendientes tienes por cumplirle a tu gente, ve y atiéndelos, sin apuro, pero con la convicción de hacerlo bien y de esperar recibir como paga al final, solo una sonrisa.

Anuncios

¡Ya abrimos…!

imagenLo anuncian por igual, el gran almacén, la pequeña pastelería del barrio y el joven soñador que en el garaje de su casa en San José de California o en Costa Rica, una y otra vez, inicia un nuevo emprendimiento y al cabo de unos cuantos años, celebra la consolidación de su esfuerzo.  En todos estos casos, de manera independiente al tamaño de las puertas que se abren, las emociones son de la misma dimensión.  Pero, ¿de qué depende que la “dulce rutina” de abrir un día sí y otro también, se mantenga en modo ON?

Son muchas las cosas que hay que hacer para lograrlo, pero en la base de todo, destaca como fundamento y piedra angular, la pasión del emprendedor por su negocio que lo lleva a mantener intacta la ilusión de la primera vez.  A ello, debe sumarse mucha disciplina, para cuidar el patrimonio y fortalecer el activo, respetando siempre a aquella persona jurídica, que si bien no es materia orgánica, si cuenta con su propia dinámica que la faculta para moverse, la hace crecer, o si se detiene, puede fallecer.

Repaso y saludo, varios casos de éxito de empresarios costarricenses, todos consolidados después de años de maduración de sus conocimientos y de su paso primero como trabajadores, aprendiendo y perfilando su futuro emprendimiento y puedo destacar un rasgo distintivo que los caracteriza y es que no he dejado de mirar una sonrisa y percibir un buen estado de ánimo en cada uno de ellos.

En diferentes épocas y escenarios, muchos otros han abierto una nueva era, con repercusiones profundas en la vida del hombre.  Lo hizo Jesucristo al fundar su Iglesia, Gutenberg al crear la imprenta y en nuestro tiempo los inventores de Internet.  De la misma forma, se abrió a la libertad la Puerta de Brandeburgo, al desarrollo las esclusas de Miraflores y…, si en este punto, volteamos la mirada hacia un plano personal, más íntimo, quisiera decirte, amiga, amigo, que si estás agobiado por vicios o angustias, es tiempo ya de ponerte de acuerdo con tus sentimientos y tu fuerza de voluntad, para abrir tus brazos y llenarte de ilusión.

Abre la nueva empresa de tu vida, ya verás como el viento cambia de dirección y empieza a soplar a tu favor.  Ten en cuenta que como en toda actividad, seguirán ahí presentes en la balanza, los pesos y contrapesos; el secreto está, en que con tu esfuerzo decidido y constante, te asegurés de mantener la “mitad más uno” de tu lado, con ello ganarás la partida y una sonrisa marcará tu rostro, como sello indeleble del triunfador.

Helio y don Helio

Hacen falta cartas de navegación, para finalmente zarpar y mantener el barco a flote.

Hacen falta cartas de navegación, para finalmente zarpar y mantener el barco a flote.

Ambos coinciden en algo más que el nombre.  El elemento, tiene número atómico dos y el Vicepresidente, es el número dos de un gobierno que impulsa un presupuesto atómico, en riesgo de explotar, por el empuje de un sector del Congreso que insiste en disminuirlo, o bien, por los llamados a cerrar filas que se escuchan en organizaciones gremiales y grupos de estudiantes que se oponen a cualquier recorte de partidas.

El gas en condiciones normales de presión y temperatura no es inflamable, el presupuesto de don Helio, parece a punto de alzar llama, por la alta presión y temperatura que se avizora, alcanzará la discusión en plenario.

El átomo de helio, resulta simple de resolver, no así el presupuesto de don Helio que parece un laberinto, en el que se involucran muchos, tratando de encontrar la salida, con pronóstico reservado, a esta altura del “partido legislativo”.  Deberá el señor Ministro, entregar cartas de navegación para mantener a flote el plan de gastos, porque el debate en el parlamento no estará exento de colisiones y él, debe asegurar un aterrizaje suave a finales de noviembre.

Mientras la discusión en palacio sube de tono, el pymempresario, tan noble como el gas, “la sigue pulseando”, sin desfallecer en su tarea de hacer país, haciendo empresa.

¡Cuida tu salud, porque lo necesita tu trabajo emprendedor! es mi primer consejo para el colega empresario.  Mantén templado el ánimo y alta la motivación al frente de tu negocio, que seguiremos escuchando voces que nos hablan de la megamoción del diputado de gobierno, de la “madre de todas las marchas” que seguramente convocará un conocido líder sindical y hasta del discurso del señor Presidente de la República quien alude a percepciones en género apocalíptico, sobre el estado de situación del país.

Todo este zapateo va levantando una nube de polvo que limita mirar con claridad el horizonte y asegurar la dirección y la fuerza que urgen a la nación para crecer en forma sustantiva, con el pragmatismo del pequeño y mediano empresario que no responde a un proyecto político, sino a un proyecto de vida, preocupado más por la suma de realidades que debe encarar cada día que por el avance de la acción política, en sentido contrario al de las manecillas del reloj.

Ocúpate en blindar la columna vertebral de operación de tu Pyme, cuida con esmero al señor Cliente y genera mucho pensamiento de acción en la primera línea de avance, aplicando estrategias de defensa y ataque a partir de los principios de supervivencia, crecimiento y rentabilidad, porque parece será necesario “volar por instrumentos” a baja altura y en zona montañosa, capeando el temporal que todos anuncian, percepciones que por la insistencia en ellas, terminan convirtiéndose en realidades

Taninos redondos, suaves o dulces

Ganan el corazón, los músculos y el buen humor, con este lubricante sanguíneo...

Ganan el corazón, los músculos y el buen humor, con este lubricante sanguíneo…

Cuantas cosas buenas alrededor de una copa de vino rojo.  Complemento rico para una tabla de quesos, una noche despejada, un mágico atardecer en Tamarindo y una buena conversación.

La alegría de celebrar con el amigo que presenta su nuevo libro, la degustación de una buena pasta “al dente” y la sigilosa intromisión del fruto de la vid en las feromonas de la mujer que se siente amada.

Y sumamos valores en la salud.  Una copa con regularidad y moderación lleva implícito el número ganador de la lotería de la vida, tal como lo atestiguamos muchos, declarados fans de las uvas fermentadas.  Ganan el corazón, los músculos y el buen humor, con este lubricante sanguíneo que viene, por qué no? a ser parte del “banco de tres patas” de la buena vida; cuerpo sano, mente sana y espíritu sano.  El ritual del descorche, los honores de la cata, agitación de la copa incluida, llaman siempre la atención de los comensales, cuando se hace con estilo y hasta con un poco de reverencia para un vino de buena cosecha.

Acompaña, al que se aventura en el oficio de escritor, se convierte en guardián de secretos de alcoba y en motivador para uno que otro enamorado que se anima a contar sus desventuras en la red social.   Taninos redondos, suaves o dulces, aromas a frutas con notas de pimiento y vainilla, color púrpura con destellos violáceos, con finales en boca aterciopelados de notable persistencia, son conceptos, casi poesía que leemos en las etiquetas y que junto a las cepas, maridajes y denominaciones de origen, van ocupando su lugar en la cultura de una sociedad como la tica que históricamente ha sido más afín a la cerveza y al “guaro de caña”.

En Costa Rica, estamos también los que: ¡No hacemos vino, sino que hacemos buen software! Como decimos en http://www.lidersoft.com y en general, en nuestra floreciente industria de las tecnologías de información, inteligencia de origen costarricense que empuja fuerte su crecimiento, aunque no reciba apoyo de gobierno, en materia de  financiamiento, incentivos fiscales y programas nacionales para el desarrollo de emprendimientos realmente potenciables.  Lo nuestro como país, debe ser en la producción de ideas (Tantas buenas que aguardan su momento) y en la construcción de soluciones a procesos sujetos de mejora significativa, dirigidos a impactar de manera determinante en la generación de crecimiento económico, de la mano con una mejor calidad de vida de nuestros ciudadanos.

En su espacio, de luz y temperatura controladas, el vino reposa, tranquilo pero cuidándose de no avinagrarse.  No así, los emprendedores y empresarios de software y tecnólogos en general, quienes avanzamos sorteando obstáculos, con la mira puesta en celebrar la consolidación de esta joven industria costarricense.

Peregrina

Ella es mi peregrina..la linda niña de ojitos color marrón!

Ella es mi peregrina..la linda niña de ojitos color marrón!

El ajetreo de la vida diaria, copa nuestros cinco sentidos, nos consume, nos exige, a tal extremo que en muchos casos, la gente se pregunta: ¿Por qué el día solo tiene veinticuatro horas, si hay tanto por hacer?  Algunos incluso, se cuestionan ¿Por qué hay que parar, dormir y dejar al cuerpo descansar?

Y en ese apurado ir y venir, la espiritualidad va quedando atrás, como un lejano recuerdo, como una materia que ya no vale la pena enseñar.  Pero no debe ser así, mala consejera es la extrema soledad que se olvida de sonreir que te lleva a desesperar.

Acuérdate de dosificar el esfuerzo, separa tiempo para leer y “La Coral” escuchar. Ciertamente hoy parece requerirse de gran valor para pausar, por cuanto es más fácil simplemente continuar, casi sin respiro, casi levitando sobre nuestra cotidianidad.  Por ello y con la alegría de vivir la realidad, quiero contarles y contarme esta historia.  Es acerca de una pequeña, peregrina y misionera que un día conocí, “medicina para mi alma”, fortaleza y serenidad.

Una linda niña de ojitos color marrón, a una dura prueba en la vida se enfrentó.  Con hidalguía y convicción los retos superó y su rostro trigueño, nuevamente sonrió.

Sin sonrojo y con alegría su traje café estrenó, carmelita por devoción, bondad, misericordia y compasión, siempre atenta a la oración.

Conversando con Jesús un día la observé, plena, sumisa y llena, como nunca de fe.  Camino a Tierra Santa, la niña un día se fue, a seguir sus pasos por Belén y Nazaret.

Su Dios que el mío también es, con los brazos abiertos la recibirá y al oído y en su corazón, seguramente le dirá, pequeña mía, mi bendición para ti será.

Y ella, con lluvia en sus ojitos y llena de amor responderá ¡Oh, Señor que bien se está aquí! tu presencia por siempre será, la más inmensa alegría que mi ser experimentará.

Para abrazarte, para quererte… como dice la canción, el regreso esperan los tuyos llenos de emoción, luz en su rostro y fuego en su corazón, en la cena nupcial del Cordero, allá fue tu peregrinación.

Vive linda niña y del encuentro con Jesús, cuéntanos tu visión, tu mensaje, tu oración, llena nuestras vidas de esperanza y de tesón, que el camino es largo y hemos de continuarlo con fe y convicción.