Bomberos de Costa Rica, en constante evolución.

Esta noble Institución viene haciendo patria desde hace 150 años, sin bajar la guardia, sin dejar de evolucionar.

Esta noble Institución viene haciendo patria desde hace 150 años, sin bajar la guardia, sin dejar de evolucionar.  Felicitaciones en la celebración de su 150 Aniversario.

Ya van más de tres lustros haciendo empresa, participando en la creación de nuevas ideas, soñando con verlas convertidas en proyectos empresariales consolidados. Pensando en estas cosas, cuando salgo a trotar y respiro suavemente la brisa fresca de la mañana, me vienen a la mente hechos y realidades que en nuestro país no han cambiado con el paso de los años y que está bien que sea así, porque son las piedras angulares que sostienen edificios que perduran generación tras generación.

La madurez que da el tiempo, de la misma forma que mejora un vino de buena cepa, permite confirmar en ciertos casos que la percepción que se tiene de las cosas, es congruente con la realidad a partir de la cual se construye. ¿Por qué la población guarda en tan alta estima al Benemérito Cuerpo de Bomberos de Costa Rica, como modelo de excelencia a seguir en la gestión de recursos públicos? Porque cada vez que las circunstancias ponen al ciudadano frente a una situación que requiere auxilio profesional, la percepción que yace en su imaginario de un servicio pronto, con un actuar honorable y que le transmita confianza absoluta, se hace realidad. ¡Una trayectoria en constante evolución! El Cuerpo de Bomberos, celebra su 150 Aniversario y en su queque de cumpleaños, hay decenas de velitas que apagamos un país entero que cantamos todos al unísono, con la tranquilidad de saber que ahí, seguiremos estando en buenas manos.

En un artículo anterior, reflexionaba sobre las ventajas que tiene nuestro país dada su extensión territorial y cantidad de habitantes, para impulsar un proyecto de alcance nacional que construya el Sistema Nacional de Emergencias que ordene y normalice a partir de un diseño inteligente y aterrizado, las tareas de prevención y atención de emergencias y que incorpore, servicios de información y preparación de la población en este campo, tomando como base, la informatización de la gente que ya accede en forma fácil y constante al ecosistema digital, gracias entre otras cosas, a la alta penetración celular que experimentamos. Hoy esto es posible, ya se cuenta con la tecnología y el conocimiento requeridos.

El Benemérito Cuerpo de Bomberos sabe cómo hacerlo y no es cuestión de mi propia percepción sobre un escenario ideal construido a partir de sueños, sino que es una afirmación que hago, a partir del entendimiento de la realidad de esta noble Institución que viene haciendo patria desde hace 150 años, sin bajar la guardia, sin dejar de evolucionar.

Anuncios